Entre los diferentes factores que influyen en la calidad de una imagen, como son el brillo, contraste, enfoque, tenemos uno fundamental que es la resolución.

En muchas ocasiones oímos hablar sobre la resolución de una imagen, pero no sabemos muy bien a que se refiere y en que repercute que el archivo tenga una resolución alta o baja. No siempre hace falta trabajar o usar fotos con gran resolución, todo dependerá del uso que le queramos dar a la fotografía.

La resolución es un factor independiente del tamaño de la imagen. Tanto un defecto como un exceso de resolución son negativos a la hora de representar la imagen. Por tanto lo que deberemos conocer es cuál es la resolución necesaria para poder mostrar nuestra imagen.

La resolución de una imagen se mide en puntos por pulgada (ppp o dpi dots per inch). Si la impresión es en pantalla, con una resolución de 72dpi es más que suficiente para obtener una visualización correcta de la imagen, ya que las pantallas de ordenador no aprecian mejor calidad que ésta. Si se trabaja con una imagen cuyo resultado será una impresión, es muy importante que desde el origen tenga laresolución estándar de imprenta que es de 300 dpiSi se trabaja con una imagen de menor resolución y se amplía su resolución digitalmente, el resultado es malo y la imagen pierde definición provocando que quede pixelada. 

Para conocer la resolución que debe tener una imagen habrá que conocer a qué distancia va a ser vista. La resolución es inversamente proporcional a la distancia de visión. El ojo humano es capaz de apreciar una determinada resolución dependiendo de la distancia de visionado. Cuanto mayor sea la distancia de visión, menor deberá ser la resolución ya que el ojo no será capaz de apreciar resoluciones mayores.

Existen estándares que dicen que si es impresión digital u offset se necesitan 300dpiy si es digital gran formato con 150dpi, dependiendo desde qué distancia se vaya a ver(si es para ver desde lejos incluso menos).

Conocida la resolución que necesitamos ya solo nos falta definir las medidas de largo y ancho que queremos que tenga la impresión para así poder conocer cuántos pixels por cada lado requiere la imagen de partida.
 
Pixels de largo = Largo(cm) * Resolución (ppp)/2,54
Pixels de ancho = Ancho(cm) * Resolución (ppp)/2,54
 
Si multiplicamos los pixels de largo x pixels de ancho obtendremos los megapixels que deberá tener la imagen.